When the stars go blue

Imagen

El avión esperaba en la pista de despegue. Era noche cerrada y las estrellas no se veían desde la ventanilla de mi asiento. Los motores se activaron y me hundí en el respaldo. No hubo retrase perceptible, al contrario de lo que me esperaba. En el viaje no hubo ni un mal ruido, ni una mala turbulencia. Un par de horas más tarde, algunos faros permitieron atisbar la costa irlandesa y al fondo, abrazando la desembocadura del Liffey, la ciudad de Dublín se abría ante nosotros. Leer el resto de esta entrada »


DSC04516

DSC04516